Open House, el patrimonio arquitectónico a nuestro alcance

  • Open House, el patrimonio arquitectónico a nuestro alcance

Open House es un festival de arquitectura y urbanismo de carácter internacional que este año se celebra por tercera vez en Bilbao. Durante 48 horas, las puertas de varios edificios de la ciudad permanecerán abiertas, con el objetivo de destacar y reforzar la presencia de la arquitectura y el diseño entre la ciudadanía. Hemos conocido junto con Andoni Pombo, coordinador general del festival, los detalles de esta iniciativa que nos brinda una gran oportunidad para conocer de primera mano nuestro patrimonio arquitectónico.

 

El festival Open House es un evento internacional que casi cumple 30 años. ¿Cuáles son sus objetivos?

Es un festival internacional de arquitectura que se creó en Londres en 1992. Desde el principio, su objetivo ha sido acercar a toda la ciudadanía el patrimonio arquitectónico que tenemos en nuestras ciudades. Para ello, a lo largo de un fin de semana se abren las puertas de los edificios más emblemáticos de la ciudad, para que todas las personas interesadas puedan visitarlos y conocerlos. Todas las visitas son gratuitas y no requieren inscripción.

La idea es encontrar el festival en la calle, haciendo accesible la arquitectura a toda la ciudadanía.

 

(Palacio Euskalduna. Federico Soriano y Dolores Palacios, 1999.)


En el año 2017 surgió la posibilidad de traer el festival a Bilbao. ¿Cómo fueron esos primeros pasos? ¿Cuáles fueron las dificultades a las que os enfrentasteis para poner todo en marcha?

Aunque el primer festival fue en 2017, dos años antes empezamos a trabajar con la intención de traer el festival a Bilbao. Al tratarse de un festival internacional, para poder organizarlo fue imprescindible cumplir una serie de requisitos como ciudad. Entre las condiciones se encontraban cuestiones como el valor de la arquitectura local y el interés hacia el urbanismo.

Como es sabido, en el caso de Bilbao no hubo ningún problema para cumplir todos los requisitos.

Además, durante estos primeros años fue imprescindible reunirse con las asociaciones, empresas, entidades, propietarios/as de edificios, etc. que se querían implicar para dar a conocer el festival.


Ahora que cumplís tres ediciones, ¿qué valoración hacéis de su trayectoria? ¿Cómo ha sido la respuesta del público durante estos años?

En todos estos años que llevamos organizando el festival, la respuesta que hemos recibido por parte de la ciudadanía ha sido inmejorable. Los datos del número de personas voluntarias como de visitantes dejan claro el interés de la gente por la arquitectura y el patrimonio.

El año pasado hubo más de 36.000 personas realizando las visitas, y 600 personas voluntarias. Durante los dos años que se ha celebrado, el ambiente ha sido increíble, las calles se han llenado de personas interesadas en la arquitectura.

 

 

(La labor del voluntariado es imprescindible para llevar a cabo el Open House Bilbao).

 

Tal y como comentáis, el papel del voluntariado es imprescindible en el festival. El año pasado participaron alrededor de 600 personas, y este año esperáis llegar a 700. ¿Cuál es el papel que desempeñan? ¿Cómo se gestiona el trabajo que realiza el voluntariado?

El papel del voluntariado es imprescindible, sí. Son ellas y ellos quienes consiguen materializar el festival. Existen diferentes roles, para que cada persona pueda elegir lo que más le motiva. Los roles principales son dos: por un lado, están los voluntarios y voluntarias de la entrada, que se ubican en la entrada de cada edificio para organizar grupos y explicar los detalles del edificio a las personas visitantes; por otro lado, en el interior de los edificios se encuentran los y las guías voluntarias, y su trabajo consiste en mostrar el edificio a las visitas, dando explicaciones.

Es cierto que una de las cosas más complejas en la organización es gestionar el trabajo del voluntariado. La inscripción se realiza a través de Internet.. Tratamos de encontrar la función y la ubicación más adecuadas en función de las respuestas facilitadas por cada voluntario y voluntaria a la hora de inscribirse. Hay que informar a todas las personas voluntarias de cuál es su cometido. Asimismo, organizamos una visita previa a cada edificio, para que las voluntarias y voluntarios que estarán allí conozcan de antemano el edificio que les ha tocado.

Como muestra de agradecimiento a su participación, por haber sido parte del voluntariado, les ofrecemos una serie de ventajas: la posibilidad de acudir a visitas privadas, entradas preferentes, regalos…

El plazo para participar como voluntaria o voluntario está abierto, y puede participar cualquier persona interesada. Para ello, sólo es necesario rellenar el formulario que encontrarán en la página web www.openhousebilbao.org. Además, si tienen alguna duda, pueden escribir a boluntario@openhousebilbao.org.

 

(Muxikebarri. Luis Maria Uriarte, 2019).

 

En la edición de 2019, el eje principal del festival será la ría que atraviesa Bilbao-Barakaldo-Getxo. ¿Cómo ha configurado la ría nuestro paisaje?

En el caso de Bilbao y de todas las ciudades del entorno, la importancia de la ría ha sido enorme. El propio Bilbao nació gracias a la ría.

Este año, la historia de todos los centros urbanos que participarán en el festival está relacionada con la ría. Sus edificios permiten conocer que la ría se utilizó inicialmente como vía comercial.

En la industrialización también tuvo gran importancia, pues se convirtió en el punto de salida de los productos producidos en todas las industrias locales. Y por último, hoy en día, la ría se ha convertido en el pulmón dominante de las ciudades, llenándose de edificios para el ocio y la cultura.


Entre los edificios que se visitarán en este recorrido, ¿cuáles destacaríais?

Este año se podrán visitar 81 edificios. Entre tantos, podremos encontrar todo tipo de edificios, para que cada persona pueda elegir según sus deseos.

De todos modos, cabe destacar que la participación de Getxo en el festival este año hace que la visita a sus palacios sea una oportunidad inmejorable para conocer el patrimonio de las familias adineradas de la época industrial.

 

(Palacio Artaza. Manuel Maria Smith, 1914).


¿Cuáles son los pasos que queréis dar de cara al futuro?

De cara al futuro, nos gustaría poner de relieve la idea que tenemos como objetivo desde que trajimos el festival a Bilbao. El deseo de la organización es conseguir la participación de más ciudades del "Gran Bilbao".

El objetivo sería explicar todo el territorio en su conjunto, ya que, como hemos comentado anteriormente, el eje central de todo el entorno de Bilbao es la ría, y todos los pueblos y ciudades de su entorno, a pesar de contar con una entidad propia, comparten historia, arquitectura y patrimonio.

 

(Especial publicado el 13 de septiembre de 2019).

Euskadi, bien común