Iruña Rock: «Gitarra jotzea edo etiketa jakin bat baino zerbait gehiago da rocka»

  • Iruña Rock: «Gitarra jotzea edo etiketa jakin bat baino zerbait gehiago da rocka»

(IRUÑA ROCK JAIALDIA URRIAREN 9TIK 11RA BURUTUKO DA AZKENEAN. Esteka honetan informazio gehiago).

--

El próximo 19 de marzo dará comienzo la cuarta edición del Iruña Rock, una cita que cada año incluye ajustes y mejoras con la vista puesta en la búsqueda de su espacio propio. Cita obligada ya en los calendarios de aficionados y aficionadas, este 2020 añade un día más de conciertos. Óscar Briones de Irufest Producciones, organizadores de festival, nos acerca sus impresiones sobre el evento.


Desde la organización del Iruña Rock habéis trabajado duro para haceros un hueco en el circuito de festivales. ¿Qué os impulsó a poner en marcha una cita como esta?

Éramos gente que teníamos mucho vínculo con el mundo musical y entendíamos que nuestra ciudad, a pesar de haber tenido un pasado “glorioso”, se había quedado, digamos, fuera de un circuito de grandes eventos a excepción de contadas excepciones.

Entendimos que esta ciudad recibiría de buena gana un festival de este estilo y, como quien no quiere la cosa, estamos ya en la cuarta edición.


La evolución de la iniciativa ha sido muy satisfactoria. De hecho, esta edición se prolongará durante tres días y contará con veinte bandas sobre el escenario. ¿Cuál creéis que ha sido la clave que explica esta tendencia?

En en estos tres años no se ha escatimado en buscar que este sea un festival de calidad en todos los aspectos. Es cierto que, por ejemplo, nos encontramos con una tasa de gente que ha trabajado en anteriores ediciones y cuando hay que realizar nuevas contrataciones vuelven sin pensárselo. Creo que es un dato importante y que puede entenderse como algo que marca la forma en la que se trabaja en el festival.

Lo mismo ocurre con las bandas que saben que venir a este festival y en general a casi todos los que se hacen por aquí, es sinónimo de buen trabajo.


2020 trae, además, otra gran novedad: el cambio de fechas de mayo a marzo. ¿Qué ha motivado esta modificación en el calendario y qué consecuencias esperáis que tenga?

La verdad es que el cuerpo nos pide ya repetir una edición sin tanto cambio (risas), pero nos lo planteamos de otra forma: buscar claramente el espacio en el que Iruña Rock pueda mantenerse en el futuro, viendo la enorme oferta cultural tanto en nuestra ciudad como en el resto del estado.

Además tras el cambio de recinto del año pasado –que quizás no salió tan bien en el tema cuantitativo–, la nueva fecha sí que parece que ha gustado más al público y quizá pueda ser una variable a tener en cuenta de cara a próximas ediciones del festival. Seguiremos probando.


Iruña Rock ha apoyado desde su primera edición el movimiento #metachodemacho en contra de las actitudes machistas. ¿En qué consiste esta iniciativa? ¿Qué se puede hacer desde la organización para conseguir que todas las personas puedan disfrutar de espacios como este?

Entendíamos desde la organización del festival, en la que estamos ahora 3 hombres, que esta campaña estaba enfocada a dar un mensaje distinto y partiendo de la base de que debemos de ser los hombres los que demos un paso adelante para acabar con las actitudes machistas o de desigualdad. Es decir, entendemos que es importante que los hombres nos demos cuenta que hemos vivido mucho tiempo en un rol de superioridad y debemos modificarlo, ya que efectivamente no vivimos en una sociedad igualitaria en este momento.

Por eso nos pareció importantísimo adherirnos a esta campaña en la que enfocamos el mensaje hacia las personas que tienen que cambiar sus comportamientos. Además de enfocar este mensaje, el festival está adherido actualmente al Protocolo de Actuación contra Agresiones Sexistas en espacios de ocio del Ayuntamiento de Pamplona y nuestro objetivo es ser capaces de involucrar a todos los trabajadores del festival que al fin y al cabo son la viva imagen para el público del festival.


La música es la gran protagonista de la cita, con grupos consolidados y nuevas propuestas configurando un cartel diverso. ¿Existe un perfil de público del Iruña Rock?

Entendemos el rock como algo más que un guitarreo o una etiqueta determinada. Pretendemos no ceñirnos a esa etiqueta en concreto ya que entendemos que la música o la cultura rock se puede vivir de muchas formas o en cada momento de una forma diferente y todas ellas distintas y rockeras.

Por eso, desde la primera edición, se han mezclado a bandas como Turbonegro o Soziedad Alkoholika –que se etiquetarían más con el rock– con artistas como La Raiz, Los Chikos del Maiz –que digamos se etiquetarían más en el rap o mestizaje pero sus letras o su componente social son más rockeras–. Creemos que esta seguirá siendo una línea a seguir en el futuro.


Conocemos el cartel y horarios de esta cuarta edición. ¿Qué actuaciones os gustaría destacar?

Creo que debe ser el público el que valore el cartel en su medida y parece que les ha gustado en esta edición. Está claro que va a ser una ocasión histórica, ya que seguramente este 2020 será el último año que podamos ver a La Polla Records en directo y esa ha sido una banda referencia para todos nosotros. Pero poder contar con Kase O ha sido un bombazo para nuestro festival, visto el nivel en el que se encuentra el artista. O tener a El Drogas en el cartel. Hay muy buenos grupos y el consejo, como siempre, es que la gente pueda verlos a todos. Más que nada porque dentro de 20 años The Lizards, Ira o Virenque serán igual de grandes que los que son nuestros cabezas de cartel hoy y podremos decir: "a estos los vimos en el Iruña Rock 2020".


¿Qué aspectos del festival queréis mejorar de cada a los próximos años?

Seguimos, como decíamos antes, en la fase de encontrar el festival ideal. Realmente estamos satisfechos con las impresiones que hemos tenido desde el público en todas las ediciones y la idea es seguir manteniendo, como mínimo, ese nivel de calidad hacia el público y este año será un reto impresionante en este sentido, debido al aumento de la afluencia.

En cuanto a artistas, tenemos claro que esta edición puede ser un punto de inflexión en este sentido y está claro que colocarnos en el mapa puede ser un espaldarazo para que podamos tener cada año bandas de mayor importancia.

Es un camino que queremos recorrer poco a poco, a pesar de que vivimos en un mundo donde parece que cualquiera contrata a los mejores artistas del mundo sin levantarse de la cama. Las prisas son bastante malas compañeras de viaje en este mundo.

 

(2020ko martxoaren 5ean argitaratutako Berezia).

Euskadi, auzolana