FIG Bilbao, obra grafikoaren eszenatokia

  • FIG Bilbao, obra grafikoaren eszenatokia
  • FIG Bilbao, obra grafikoaren eszenatokia

El Festival de Grabado y Arte sobre Papel cumple su novena edición. Del 26 al 29 de noviembre, Bilbao volverá a ser capital internacional de la obra gráfica, en una edición virtual y adaptada a la actual situación sanitaria. Hemos hablado con Eugenia Griffero, responsable de Proyectos Internacionales de FIG Bilbao, para conocer las propuestas de este interesante encuentro.


El Festival Internacional de Grabado y Arte sobre Papel de Bilbao cumple su novena edición. ¿Qué motivó la puesta en marcha de este evento?

La obra gráfica y la obra sobre papel parecían perder espacio en las ferias de arte nacionales y no existía ningún evento cultural en la ciudad de Bilbao que aunará a todas las galerías bajo el mismo techo.

Crear un evento de ciudad en donde comercializar, dar visibilidad a galerías locales e internacionales resultaba importante.


El programa de FIG Bilbao no se limita al mes de noviembre. ¿Cómo se desarrolla durante todo el año?

Efectivamente, el Festival está activo durante todo el año con distintos proyectos como Open Portfolio, que se consolida y al que se aplica a través de un convenio entre FIG Bilbao y Proyecto ACE de Argentina. Su directora, Alicia Candiani, abre la convocatoria a Latinoamérica y EEUU. Open Itinera, por su parte, mueve artistas nacionales e internacionales por nuestro territorio. Ahora, además, gracias a Basquegraphia, la gráfica vasca ha viajado a Split y en breve lo hará a New York.

Desde FIG Bilbao se realizan proyectos colaborativos con el Museo de Bellas Artes, que este año presentará el libro y la exposición sobre la obra de Eduardo Arroyo, coincidiendo con la apertura de nuestra Feria.

Seguimos trabajando para difundir las artes gráficas dentro y fuera de nuestro territorio.


¿Qué características propias tienen el grabado y el arte sobre papel? ¿Cuáles son las peculiaridades de estas disciplinas?  

El grabado y sus técnicas son complejas y requieren de una enorme dedicación.

 


(Imagen de la Feria en su edición de 2019. Argazkia: FIG Bilbao).

 

Durante algún tiempo se consideraba “obra menor”. Afortunadamente, esto ha cambiado, ya que grandes artistas internacionales revalorizan dicha técnica para incorporar las piezas realizadas como parte de su cuerpo de trabajo.


Euskal Herria tiene una larga tradición en arte gráfico. ¿Cuál es actualmente el estado de salud del sector en nuestro contexto?

Al igual que ocurre en otros contextos, cada vez hay un mayor interés por la gráfica, tanto por parte de los y las artistas como por parte de coleccionistas.

Gracias a la iniciativa Basquegraphia New York, un jurado internacional de gran prestigio pudo valorar el trabajo de las y los artistas vascos seleccionados, coincidiendo en la enorme creatividad y calidad técnica de dichas obras.


¿Cómo están incorporando los y las artistas emergentes los nuevos lenguajes contemporáneos?

Cada artista tiene su propio lenguaje, también entre las nuevas generaciones.

Hay veces en las que se somete para perfeccionar las técnicas del grabado. Otras veces, aunque siempre pudiendo hacer un adecuado uso de estas, somete dichas técnicas, quebrando o modificando ciertos aspectos de los procesos más clásicos para explorar un proceso distinto que pueda resultar en una obra sorprendente.


Atendiendo precisamente a esta cuestión, FIG organiza desde hace 7 años el mencionado Open Portfolio, una convocatoria de apoyo a artistas emergentes. ¿Qué respuesta tiene este proyecto?

Open Portfolio, dirigido por David Arteagoitia, tiene una acogida nacional e internacional estupenda.

Este año, más allá de nuestro acuerdo con proyecto ACE , BilboArte y Fundación CIEC (que otorgan becas a las propuestas ganadoras) hemos recibido unas trescientas solicitudes de artistas de los lugares más remotos del mundo.

 


(Imagen de la edición 2019. Argazkia: FIG Bilbao).

 

La calidad de los trabajos es cada vez más interesante, al igual y que la trayectoria de dichos artistas.


En julio de 2020 presentasteis Basquegraphia, dispositivo que también has mencionado ya.  ¿En qué consiste esta iniciativa?

La intención de Basquegraphia es potenciar y dar a conocer a los y las artistas de la gráfica vasca a nivel internacional. Este año pudieron participar en una exposición colectiva en Split Graphics, (Croacia), en la galería de mayor prestigio de la ciudad, comisariada por el equipo de FIG Bilbao.

Basquegraphia New York tuvo un jurado de lujo conformado por Mireia Massage, directora de Chillida Leku; Rafael Orbegozo, Iberdrola; la comisaria Petra Joss de Guggenheim Bilbao; el artista Ignacio Goitia y Javier Novo, del Museo de Bellas Artes de Bilbao. A nivel internacional también contamos con Cristna Salmastrelli, de Ramsay Art Fairs; Judy Hecker, directora de Internacional Print Center New York; Jenny Gibbs, directora de Contemporaneo de IFPDA y Donal Christiansen, director de Chelsea Art Group y coleccionista.

Debido a la pandemia, la exposición en el Elizabeth Collective, (una galería en el corazón de Manhattan, que fue una de las mansiones de Elizabeth Taylor ) deberá esperar hasta el próximo año.

 



La actual situación sanitaria obliga también a realizar un Festival virtual en la presente edición. ¿Cómo os ha afectado la crisis de la COVID-19? ¿Qué impacto ha tenido en el propio programa?

Nuestra intención era realizar la feria de manera presencial, hasta las últimas medidas comunicadas recientemente, que impiden que coleccionistas de Getxo, Biarritz, Santander o Madrid no puedan asistir.

Hay que estar en las redes sí o sí y hacerlo on line. Pero aún así, decidimos poner la creatividad en marcha y llevar el arte al aire libre realizando una acción de calle.

Tres contenedores estarán en la entrada de el Museo de Bellas Artes formando un pasaje de un solo sentido. Cada contenedor estará diseñado por dentro con paredes blancas como una galería y en dichas paredes habrá pantallas que auspiciarán como los marcos de las obras. Por diez minutos podrás estar en la Galería Pigment, viendo su propuesta expositiva y al avanzar hacia el segundo container podrás encontrarte con la propuesta de Trema, y así sucesivamente... Habrá códigos QR para poder ser dirigido directamente a nuestra plataforma de venta.

El mundo digital puede ser de difícil acceso para muchos, y este nos pareció un muy buen pasaje de unión entre ambos mundos, una forma de aportar al tejido cultural de la ciudad y de acercar el arte a la ciudadanía. Los containers  serán galería de galerías.


¿Cuáles son vuestras expectativas de futuro de cara a la celebración de la primera década del Festival?

Seguir adelante con el festival y sus proyectos, ampliar nuestra red de contactos y colaboraciones tanto en lo local, nacional e internacional y darle una proyección aún más clara a nivel internacional a Fig Bilbao y a nuestros artistas y nuestra ciudad.

(2020ko azaroaren 17an argitaratutako Berezia).

Euskadi, auzolana