Fun & Seriousek bideo-jokoaren munduko industriaren hiriburu bihurtu du Bilbo

  • Fun & Seriousek bideo-jokoaren munduko industriaren hiriburu bihurtu du Bilbo
    2019ko edizioko talde irudia. Argazkia: Fun & Serious

El Fun & Serios Game Festival recala en Bilbo del 10 al 12 de diciembre. El congreso, además de ser un certamen competitivo, supone un verdadero punto de encuentro para las y los profesionales de una industria cada vez mejor posicionada. Hablamos con Alfonso Gómez, su director, para conocer la historia del festival y los detalles de esta edición.



¿Con qué objetivos se puso en marcha este festival?

El Fun&Serious Game Festival nació con el objetivo de premiar y reconocer la labor de todos los agentes detrás de la creación de un videojuego: artistas, programadores, actores, músicos…

También busca ser un punto de encuentro que permita a desarrolladores, publishers, inversores y prensa encontrarse, compartir conocimiento y cerrar acuerdos de negocio.


¿Qué recorrido ha hecho desde su creación?

Siempre hemos ido tomando decisiones con cautela, sin prisa de crecer por crecer.

Empezamos con una modesta gala de entrega de premios y un pequeño ciclo de conferencias hasta la edición de 2019 con más de 40.000 asistentes, 1000 profesionales, influencers y una gala de Premios en el Teatro Campos.


Paralelamente, ¿cómo se ha desarrollado la industria del videojuego en estos diez años?

Hemos vivido la consolidación del videojuego móvil, el auge de los eSports, la llegada de la Realidad Virtual y Aumentada, el aterrizaje de dos generaciones de vídeo consolas…

Digamos que han sido diez años extraordinarios para el sector.


Además de los videojuegos convencionales, el Festival atiende a los Serious Game, aquellos productos cuyo principal objetivo no es tanto el entretenimiento como el aprendizaje. ¿Cómo se definen y qué peso tienen en la industria del Estado español?

Los Serious Games son aquellos proyectos que utilizan la tecnología del videojuego en diferentes ámbitos como la formación, el turismo, los recursos humanos… tal vez no tienen el arraigo que tienen los videojuegos más tradicionales y pasen más desapercibidos para el gran público, pero son una industria pujante en nuestro territorio, por ejemplo.

Contamos con ejemplos de grandes empresas vascas referentes en este sector como Virtualware o Ludus. De hecho, Mikel Cearsolo, CEO de esta última empresa será uno de los ponentes destacados de esta edición.


Precisamente al respecto de nuestro contexto, el certamen Internacional de videojuegos independientes FS Play, que tiene lugar en el marco del festival, otorga un premio al mejor videojuego vasco. ¿Qué respuesta suele tener esta iniciativa?

Reconocer el talento vasco es otro de los objetivos del festival.

La participación es bastante alta y el nivel también. De hecho, esta semana se anunció que el videojuego The Longest Road (Mejor videojuego vasco 2019) ha cerrado un acuerdo de producción y distribución con Raw Fury, uno de los mayores publishers del mundo. Un acuerdo que empezó a gestarse en la pasada edición del festival.


Esta edición tiene lugar en un contexto sanitario sin precedentes. ¿Cómo ha afectado al programa la crisis de la COVID-19?

En el momento en que tuvimos claro que la pandemia no iba a ser cosa de dos días tomamos la decisión, por la salud de nuestros trabajadores, asistentes y participantes, de adaptarnos al mundo digital.

Tuvimos que renunciar a la posibilidad de congregar a más de 40.000 personas, abandonar la idea de la FUN ZONE (la zona pública del evento) y centrarnos en la parte congresual y de negocio, adaptada al mundo virtual.

Hemos adaptado todo nuestro programa para que los ponentes puedan conectarse de forma remota, dar sus conferencias e impartir sus talleres.

Además, hemos creado desde cero una nueva herramienta de networking para que los diferentes agentes del sector (publishers, inversores, estudios de videojuegos) puedan mantener reuniones de negocio.


¿Cuáles son los retos de futuro del Fun & Serious Game Festival?

La verdad es que nos gustaría poder celebrar nuestro décimo aniversario en un contexto sanitario óptimo, pero nuestro principal reto es poder organizar un evento seguro para todo el mundo, volver a poner Bilbao y Euskadi en el mapa mundial del videojuego.

 

(2020ko abenduaren 10ean argitaratutako Berezia).

Euskadi, auzolana