Lu

Andoain 1 de marzo 2020
  • Lu
  • Lu

La danza y unas imágenes de gran belleza son las herramientas que

utiliza esta compañía para hablar sobre el trabajo infantil pero, también,

sobre el mundo de fantasía gracias a la cual los más pequeños resisten

la dureza de la vida cotidiana.

Los personajes de esta pieza, a caballo entre el movimiento, el audiovisual

y las artes plásticas, son dos niñas. Y a pesar de todo, se ven obligadas

a trabajar en condiciones durísimas que muchos adultos de nuestro mundo

encontrarían insoportables. Ellas, sin embargo, logran sobrevivir día tras día,

exhibiendo una resiliencia poco habitual contra la adversidad.

Quizás es porque su mundo interior, el universo imaginario donde se

refugian, les permite hacer frente al sufrimiento y la injusticia. Trabajan,

pero también juegan. Y en sus juegos

reflejan sus sueños y anhelos: un hogar y una familia. Os lo explicaran

liberando su imaginación, y en especial, su creatividad.

Con un título que en chino significa “camino”, este montaje nos introduce

en la magia y la poesía de este mundo plástico a partir de puntos,

 

líneas y formas. O puede ser las pinturas

de estilo puntillista de la japonesa Yayoi Kusama, que son una fuente

de inspiración de este montaje.


En breve

Dónde

Euskadi, bien comn