La piedra que junt a la vanguardia vasca

  • La piedra que junt a la vanguardia vasca
    Obras de la construccin del complejo. Foto: N.G.

  • Fecha7 de Septiembre
  • Temática Patrimonio, Otros

El miércoles se cumple el 70º aniversario de la colocación de la primera piedra de la Basílica de Arantzazu, un edificio que unió a los principales artistas vascos y ha sido testigo directo de los cambios sociales de Euskal Herria.

Su construcción no fue nada sencilla y no todo el mundo la entendió. Fue incluso acusada de mostrar arte poco religioso. Pero con el paso del tiempo, la Basílica de Arantzazu se ha convertido no solo en una de las grandes obras arquitectónicas del Estado, sino en el refugio de los principales artistas vascos del siglo XX, desde Oteiza a Chillida, pasando por Basterretxea, Egaña y Eulate. El miércoles se cumple el 70º aniversario de la colocación de su primera piedra. En todo este tiempo, el santuario se ha convertido en parte de la historia cultural y social de Euskal Herria con muchas joyas y algún que otro secreto que todavía alberga en su interior.

"Fue una auténtica aventura que salió bien, pero pudo haber salido mal". Con estas palabras se refiere el guardián del Santuario, Juan Ignacio Larrea, al proyecto que acabaría transformándose en una de las principales marcas de Gipuzkoa. Larrea recuerda que el proyecto, ideado por Francisco Javier Sáenz de Oiza y Luis Laorga, "no lo entendía nadie". "Incluso hubo un momento en el que los frailes necesitaban tener ya un centro de culto y pidieron quitar a los arquitectos", apunta. Algo que, afortunadamente para la historia y la cultura vasca, no ocurrió.

Leer información completa en el sitio web de la fuente

Euskadi, bien comn