Artoteka, creando contextos que den valor al arte contemporáneo

  • Artoteka, creando contextos que den valor al arte contemporáneo

Artoteka, plataforma innovadora de préstamo de obras de arte, define su filosofía a través de una doble línea de actuación, basada en facilitar el acercamiento del público a los lenguajes artísticos actuales y dotar a artistas de nuevas estructuras que favorezcan el desarrollo de su trabajo. Creada a partir de la colaboración entre Karraskan, Sarean y Wikitoki, Artoteka ha puesto en marcha esta semana su segunda fase de activación, con una exposición recién inaugurada en la sala BBK, mediante la que se pretende dar difusión a sus actividades. Hemos estado con Laura Díez García, Oihane Sánchez Duro, Iranzu Guijarro Plaza y Marina Urrutikoetxea García, responsables de la iniciativa, para conocer de cerca el proyecto.

¿Qué es Artoteka? ¿Cuál es su origen?

Artoteka es un proyecto de intermediación artística, basado en el préstamo de obras de arte e intermediación con artistas.

Surge a partir de la necesidad de crear nuevas formas para la difusión y expansión del arte contemporáneo, creación de vías de conexión entre el arte contemporáneo y el tejido social y el impulso de nuevos modelos en la economía de los y las artistas.

Artoteka es también fruto del proyecto europeo Reshape, impulsado por una red europea de organizaciones culturales, para la investigación y actuación en torno a las diferentes problemáticas de las prácticas artísticas contemporáneas. Desde principios de 2019 hasta principios de 2021, Sarean, Karraskan y Wikitoki han participado conjuntamente en Reshape, conformando una candidatura única dentro del grupo de trabajo dedicado al valor del arte en el tejido social.

En este proyecto en concreto, ¿qué artistas y perfiles de obra habéis buscado para completar la colección?

Artoteka parte de una colección de obras de diez artistas con origen y residencia en Euskadi; una colección que muestra la diversidad y riqueza de la creación local contemporánea.

Se trata de una colección híbrida que abarca obras de diversas disciplinas, tales como dibujo, fotografía, pintura, escultura, vídeo, técnicas mixtas, etc., y pretende visibilizar temas de interés artístico, relacionando el arte con otros campos de conocimiento.


[El transporte e instalación de las obras en préstamo corren a cargo del equipo de Artoteka. Foto: Artoteka].

¿Cómo funciona la plataforma de préstamo?

Las personas usuarias pueden tomar en préstamo una o varias obras, para su domicilio, lugar de trabajo o estudio. Los préstamos tienen una duración mínima de 3 meses, y el transporte e instalación de las obras corren a cargo del equipo de Artoteka. La colección está expuesta en la página web del proyecto, donde el público puede acceder a las diferentes obras, prácticas artísticas y artistas. Los préstamos se gestionan on-line.

También se diseñan actividades de mediación para la activación de cada préstamo, en función del espacio y de las necesidades de la persona usuaria o del/de la artista.

¿Cuál ha sido la trayectoria de la iniciativa hasta la fecha?

A principios de 2020 comenzamos la primera activación de Artoteka. Entre las acciones llevadas a cabo, se organizó una exposición en la sala Mediateka BBK de Azkuna Zentroa; se trata de un espacio en el que confluye gente de diferentes edades y ocupaciones, por lo que pudimos mostrar nuestro proyecto y colección de obras ante un público diverso. También tuvimos la ocasión de activar los primeros préstamos.

 

[Mawatres —a la derecha— dejando el trabajo "Origami" en una casa particular. Foto: Artoteka].

 

En la primera fase de Artoteka, de las 30 obras expuestas, se han activado 16 préstamos y se han organizado diferentes actividades de mediación. A través de estas actividades se pretende crear espacios comunes y generar acciones colectivas entre artistas, efectuando una reflexión crítica en colaboración con las diferentes comunidades.

A lo largo del año 2021 y en el marco de la segunda activación, nuestro objetivo se centra en la creación de una red de entidades colaboradoras en Bizkaia que apoyen el proyecto. En este periodo, se ha incorporado la entidad BBK, la cual ha posibilitado la celebración de una exposición en la Sala BBK desde el 13 de septiembre hasta el 5 de noviembre. La exposición mostrará las obras de la colección original de Artoteka, así como obras más recientes que se van incluyendo a medida que durante esta segunda fase, junto con otras particularidades, se va ampliando la colección.

La difusión del arte contemporáneo y la mediación son los ejes principales de este proyecto. ¿Qué aspectos os interesan en esta línea?

En concreto, nos interesa difundir las obras que los y las artistas participantes en Artoteka guardan en sus talleres, generar otros ingresos, dar a conocer su trabajo a un público más amplio y diversificado y buscar nueva clientela compradora para sus obras. Al fin y al cabo, lo que queremos es contribuir a generar contextos que pongan en valor el arte contemporáneo.

Crear transversalmente espacios de encuentro entre artistas y comunidades, que permitan una reflexión colectiva sobre las obras y sus significados, poniendo en común los intereses de los y las artistas y las personas usuarias.

Artoteka ha nacido en un contexto de crisis. ¿Cómo ha influido esa situación en vuestro proyecto?

Antes de la crisis provocada por la pandemia, los y las artistas percibían ya una falta de estructura y apoyo real a la hora de valorar su trabajo.

Y la pandemia acrecentó aún más la precariedad que atravesaba el sector artístico y cultural local. Por ello creemos que Artoteka ayuda a construir un modelo más sostenible o, al menos, compatible con la realidad y la economía de los y las artistas de Euskadi.

 

[Imagen de la exposición ubicada en la Sala BBK. Obras: "Todas las mañanas del mundo» (Juana García-Pozuelo) y "Humus Moribus. Gabinete de semillas raras" (Oihane Sánchez Duro). Foto: Artoteka].

¿Cómo queréis que siga creciendo en el futuro?

Queremos reforzar las principales líneas de acción de Artoteka: el préstamo de las obras de arte y la mediación por parte de los y las artistas de la colección, en colaboración con públicos diversos.

Con motivo de la segunda activación, como comentábamos, nos gustaría crear una red fija de entidades colaboradoras de Bizkaia que nos ayude a valorar y difundir el arte contemporáneo en un contexto local, a través, por ejemplo, de exposiciones en diferentes localidades, para la activación de préstamos y la contratación de labores de mediación.

En ese sentido, nos gustaría profundizar en la "descentralización" del arte contemporáneo y acercarnos a contextos heterogéneos no meramente urbanos, como, por ejemplo, a las zonas rurales de Bizkaia.

 

(Especial publicado el 15 de septiembre de 2021).

Euskadi, bien común