El Ayuntamiento de Bilbao entrega sus Premios Anuales de Poesa Blas de Otero - ngela Figuera, de Ensayo Miguel de Unamuno y de Cuentos de Gabriel Aresti

  • El Ayuntamiento de Bilbao entrega sus Premios Anuales de Poesa Blas de Otero - ngela Figuera, de Ensayo Miguel de Unamuno y de Cuentos de Gabriel Aresti
bilbao.eus

  • Fecha10 de Diciembre
  • Temática Literatura

El acto ha estado presidido por el Alcalde Juan Mari Aburto.

En la edición XIV de los Premios de Poesía Blas de Otero - Ángela Figuera en la modalidad de castellano, el máximo galardón ha sido para Ramón Crespo por “Cuido a una planta bella que ama y busca la sombra”. En euskera, el premio ha sido para Ángel Erro por “Poema liburu bat irakurtzeko jarraibideak”.

El ensayo de Jorge Fernández titulado “Espectropías” ha sido el ganador de la categoría en castellano de la XXIII edición del Concurso de Ensayo Miguel de Unamuno. En euskera, el galardón ha sido para Oskar Gaztelu, por “Heriotzari aurrez aurre begira”.

El concurso de cuentos Gabriel Aresti ha otorgado su máximo reconocimiento en castellano a “Velo nupcial”, de Belén Sevillano y, en euskera a Karmele Mitxelena por “Begi urdinak”.

El Ayuntamiento de Bilbao ha celebrado, este mediodía, la entrega de los galardones de la XIV edición del Concurso de Poesía Blas de Otero - Ángela Figuera, la XXII edición del Concurso de Ensayo Miguel de Unamuno y la XXXVIII edición del Concurso de Cuentos Gabriel Aresti.

El acto, que ha tenido lugar en el Salón Árabe del Consistorio, ha estado presidido por el Alcalde de Bilbao, Juan Mari Aburto, quien ha estado acompañado por Gonzalo Olabarria, Concejal de Cultura y Gobernanza, y además por los y las premiadas.

En su intervención, Aburto ha destacado que “pocas cosas hay tan incondicionales como la compañía de la literatura” y ha añadido que “es importante que sigamos mimando y fomentando la creación literaria en todas sus vertientes. Asimismo, ha señalado “que la literatura tiene la capacidad de mover el mundo, de dar luz a los grandes y pequeños problemas de la humanidad, y por eso hoy, 10 de diciembre, Día Internacional de los Derechos Humanos, me gustaría subrayar el íntimo compromiso de Miguel de Unamuno, Gabriel Aresti, Blas de Otero y Ángela Figuera por mejorar el mundo con la fuerza de la literatura, y hacer extensible este reconocimiento a todas las personas de cualquier nacionalidad que siguen soñando que otro mundo mejor es posible”.

Los Concursos de Poesía Blas de Otero- Ángela Figuera, de Ensayo Miguel de Unamuno y de Cuentos Gabriel Aresti se convocan cada año desde el Consistorio y tienen como objetivo promover la actividad literaria y la aparición de nuevos talentos, además de mantener viva la memoria y el trabajo de los tres autores bilbainos.

CONCURSO DE POESÍA BLAS DE OTERO – ÁNGELA FIGUERA

En esta edición de 2021, el Premio de Poesía Blas de Otero - Ángela Figuera, en su modalidad de castellano, ha tenido, como en años anteriores, una alta participación - 860 participantes en total- con cerca de un millar de obras presentadas a concurso. 568 obras provienen del Estado y, el resto de Europa y América Latina. Además del alto número de participantes, destaca la calidad de las obras y su variedad temática.

El certamen, ya consolidado en el panorama literario, es uno de los mejores valorados en el ámbito de la literatura por su rigor e imparcialidad. Así, el máximo premiado en la edición XIV de los Premios de Poesía Blas de Otero - Ángela Figuera para castellano, ha sido “Cuido una planta bella que ama y busca la sombra”, de Ramón Crespo, un barcelonés afincado en Almería que ha publicado diferentes poemarios y también ha comisariado y coordinado varias exposiciones.

A juicio del jurado, la obra muestra “un lirismo depurado” y un lenguaje preciso y de difícil sencillez que permite germinar el poema en piezas que hablan de la naturaleza, incorporando con naturalidad algunas referencias literarias y plásticas, haciendo de éste un libro “lleno de emoción y hondura”.

En el caso de euskera, el ganador ha sido "Poema liburu bat irakurtzeko jarraibideak", de Ángel Erro, licenciado en Derecho por la Universidad Pública de Navarra y en Filología Vasca por la Universidad del País Vasco. El jurado ha valorado “su tono irónico y tranquilo que transmite alegría de vivir”. Surgida bajo el tono y los géneros de los poetas clásicos romanos, la poesía habla de los placeres de la vida, entre los que se encuentra la tendencia queer.

En esta modalidad se han presentado un total de 19 trabajos, todos ellos con una calidad destacable.

Ambos poemarios recibirán 5.500 euros de premio.

CONCURSO DE ENSAYO MIGUEL DE UNAMUNO

Por su parte, la XXII edición del Premio Ensayo Miguel de Unamuno ha recibido 162 originales – 92 en castellano y 7 en euskera-, de temática muy variada: filosofía, estética, antropología, poesía, de interpretación literaria, sobre un periodo literario o un género, o un autor o autora, sociología, urbanismo, historia de las religiones, historia de la música, de la relación entre mujer y deporte, o sobre la pintura china. Todos estos ensayos han destacado por su calidad y originalidad.

En castellano ha sido seleccionado como ganador el ensayo titulado “Espectropías”, de Jorge Fernández, profesor de filosofía en la Universidad Complutense de Madrid. Éste es un “ensayo lúcido, revelador y original sobre los espacios urbanos”. La obra, articulada en cinco grandes capítulos va analizando los distintos conflictos y desafíos de la ciudad contemporánea, las distancias entre las utopías y las espectropías, es decir, “esos deseos urbanos malogrados y frustrados”. Un estudio sobre las utopías y los fracasos de la ciudad moderna, ágil y sugerente, con una bibliografía abundante y actualizada.

En la modalidad de euskera el ganador ha sido Oskar Gaztelu, de Larrabetzu, diplomado en Magisterio en Filología Vasca y Licenciado en Filología Inglesa, por “Heriotzari aurrez aurre begira”. Este ensayo, es, para el jurado, un trabajo que, aunque “no reúne las características del programa en su totalidad, ayuda a combatir el dolor y el vacío ante la muerte que todo el mundo ha sufrido”. El autor utiliza el texto como medio para sublimar la muerte, lo que puede ayudar a muchos lectores.

A esta modalidad se han presentado obras con un nexo común: temática sobre el ámbito social y las reflexiones profundas.

Cada uno de ellos recibirá un premio en metálico de 6.000 euros.

CONCURSO DE CUENTOS GABRIEL ARESTI

En el caso del Concurso de Cuentos Gabriel Aresti, la participación ha sido particularmente elevada en esta edición y el jurado ha tomado su decisión entre un nutrido grupo de finalistas de buen nivel y diversos países. Cabe destacar también la presencia de los relatos en torno a la pandemia.

A la categoría de castellano se han presentado 1.130 participantes del Estado, y 633 de fuera del Estado. En la de euskera, han sido 94 los cuentos recibidos.

La obra ganadora en la categoría de castellano, firmada por Belén Sevillano, guionista vallisoletana, se titula “Vuelo Nupcial” y combina con acierto diferentes elementos narrativos, maneja la elipsis y juega con el punto de vista para ofrecer un final revelador.

Además, se han entregado dos accésit: a “Cachorros”, de Alejandro Hernán Manríquez, ganador de certámenes de literatura en países como Argentina, Chile o Perú, que empieza siendo una fantasía distopica que juega con distintos planos para sugerir lecturas de la pandemia multifocales; y a “El costado blanco de mi amor”, de Juan José Montiel, malagueño que compagina su labor periodística en el diario Alcalá la Real Información con su afición a la escritura, para el jurado, “supera el costumbrismo tradicional con una crítica de clase y género recurriendo a un estilo cuidado, fluido y eficaz”.

En este concurso en la categoría de castellano, el jurado ha destacado que el número de concursantes ha aumentado. También ha ocurrido lo mismo con la calidad media de los textos presentados, lo que “ha dificultado y embellecido” el trabajo del jurado, ya que ha convertido en un reto consensuar una obra de la amplia colección de cuentos tan variada en temas, formas, recursos o ingenio.

En cuanto a la modalidad de euskera, la ganadora ha sido Karmele Mitxelena con “Begi urdinak”. Mitxelena, natural de Oiartzun, es profesora y escritora. “En este cuento destaca el bonito equilibrio entre lo que se dice y lo que no”. Da el punto de vista de una mujer mayor, en medio de un proceso de duelo, obligada a guardar una distancia anímica con quienes la rodean. “La escritora muestra la tensión de las relaciones dentro de la familia, con una mirada melancólica, maliciosa, construida sobre las vivencias habituales”.

Los dos accésits han recaído en “Mandragorak eta azeri-buztanak”, de Juan Mari Atutxa, profesor retirado de Dima, y en “Lope de Aguirre, Traidore”, de Nerea Arruti, profesora de Zarautz que ha ejercido en el Goldsmith´s College de Londres, en la Universidad de Aberdeen de Escocia y en la UPV/EHU. Del primero destaca que es un “cuento rural que bebe de muchas tradiciones, trenzando entre sí tradición vasca, oral e historia bíblica, escrito con mano hábil, logrando una atmósfera determinada: un ambiente oscuro y sórdido”. Del segundo, destaca que son dos historias de traición, llenas de guiños literarios y muy naturales.

La dotación del premio es de 3.500 euros brutos y dos accésits de 1.750 euros brutos para cada una de las modalidades.

Leer información completa en el sitio web de la fuente