Serifalaris, imparable festival de diseño y cultura visual

  • Serifalaris, imparable festival de diseño y cultura visual

Marina Goñi y Peio Atxalandabaso son las dos personas que están detrás del Festival Serifalaris, un espacio de formación y difusión del valor del diseño gráfico que este año cumple su primera década. La cita, a la que acuden profesionales de todo el estado, ha conseguido hacerse un hueco en el calendario del sector gracias a la calidad de su programa y un carácter propio muy definitorio. Marina y Peio nos acercan hoy las claves de la X edición, que se celebra del 1 al 2 de abril.


¿Cómo surge y con qué objetivos se pone en marcha este Festival de diseño y cultura visual?

Serifalaris surgió hace diez años de nuestras propias inquietudes como diseñadores. Un día nos conocimos y, mientras conversábamos, nos dimos cuenta que en Euskadi no había ningún festival de diseño y cultura visual al que poder acudir para escuchar a otros y otras profesionales. Para esto, teníamos que irnos hasta Madrid o Barcelona… De aquella conversación que tuvimos mientras nos tomábamos un café nació Serifalaris.

El objetivo del festival de diseño y cultura visual es traer a Bizkaia aquellos y aquellas profesionales del sector de quienes queremos aprender sin necesidad de ir a otros lugares; al contrario, cada año atraemos a más profesionales desde otros puntos del Estado.


¿En diez años de historia, cuál ha sido el recorrido del encuentro?

Serifalaris ha ido creciendo de manera natural a lo largo de estos años. Al principio el programa tenía un día, luego los convertimos en un festival de dos días; en 2019 cambiamos de casa, de un teatro pequeño como era Andrés Isasi pasamos a Muxikebarri, un auditorio, y tuvimos que cambiar muchas cosas para que Serifalaris pudiera mantener su espíritu.

Hemos organizado workshopsmasterclasses, una exposición, visitas guiadas a imprentas, experiencias en un txoko, charlas secretas, bingos en las fiestas y hasta conferencias en un autocine.

 



Y, sobre todo, hemos tenido la suerte y el honor de que hayan pasado estos años por Serifalaris más de 80 creativos y creativas, grandes referentes a nivel estatal.

En cada una de las ediciones ha habido avances y movimientos para llegar hasta esta décima edición. Nada ha podido frenar a Serifalaris, ni si quiera la pandemia del Covid-19.


Se trata de un evento consolidado en el calendario de los y las profesionales del sector. ¿Cuál creéis que es la clave que explica este éxito?

La calidad de las ponencias, la cercanía y el cuidado de los detalles han sido la clave de nuestra seña de identidad y lo que nos ha permitido consolidar Serifalaris como una cita ineludible para el sector durante diez años.


¿Qué grandes dificultades enfrentan las personas que quieren comenzar a desarrollar su carrera profesional en el ámbito del diseño gráfico?

Entrar en la rueda de la profesión es una labor complicada y exigente. Cuando terminas la carrera encontrar espacios donde realizar unas prácticas de diseño no es nada fácil. El siguiente paso, que sería encontrar un trabajo de diseñador/a junior, aún es más difícil. Hay que trabajar duro y ser valiente a la hora de preparar un portafolio potente y que te diferencie de otras candidaturas. Para montar un estudio propio es necesario un rodaje previo, lo ideal es que alguien te de una oportunidad en su estudio para foguearte en el día a día de la profesión.

En Serifalaris, recientemente hemos ofrecido un programa de mentoring a jóvenes diseñadores y diseñadoras que están empezando con su propio estudio y han sido mentorizados por profesionales con más de 5 años en activo. Es una manera de que alguien que ya ha pasado por esas dudas y situaciones que se viven al iniciar una actividad empresarial te oriente y te acompañe. Ha sido una experiencia muy satisfactoria y con muchos aprendizajes para los participantes.

 



El programa de la décima edición del Festival comenzó en septiembre del año pasado, con la organización de talleres, laboratorios… ¿qué valoración hacéis de estas primeras actividades?

Han funcionado muy bien las actividades realizadas en estos meses. Vendimos todas las entradas de las “conferencias secretas” que realizamos en Punta Begoña, un lugar con mucho encanto que tenemos frente a la playa de Ereaga. También la experiencia secreta en un txoko donde hablamos del packaging (diseño del envase) de los productos mientras hacíamos una degustación.

También ha sido un éxito la experiencia del LAB que realizamos en Getxolan, dinamizado por EsDesign, escuela de diseño que colabora con Serifalaris. En  este laboratorio creativo planteamos un reto de la empresa de telefonía GUUK a los participantes, de ahí salieron ideas interesantes, de las cuales es muy probable que alguna se lleve a cabo.

Otra de las actividades realizadas fue el anteriormente comentado Mentoring, y ahora, en pocos días llega el broche final con el Festival en Muxikebarri.


Efectivamente, el plato fuerte lo habéis reservado para este fin de semana. ¿Qué partes del programa os gustaría destacar?

Nos gustaría destacar a los y las grandes profesionales con que contaremos. Tenemos perfiles internacionales y también invitados que repiten bajo petición popular, como es el caso de Javier Jaén. Tendremos a un Premio Nacional, Pepe Gimeno, pero también vamos  a seguir los pasos a Rebeka Arce, una joven diseñadora de Bilbao afincada en Madrid, con gran proyección; o la ilustradora y autora de cómic Genie Espinosa.

Tenemos un cartel muy potente y equilibrado. Y, como es habitual en Serifalaris, nos guardamos algunas sorpresas bajo la manga… Serifalaris ¡hay que vivirlo!

 




¿Cómo quisierais que siguiera creciendo Serifalaris?

Ahora mismo estamos centrados al 100% en la edición de este año. A partir del 4 de abril, pensaremos en el futuro.

En cualquier caso, lo más importante es seguir manteniendo nuestras señas de identidad: la calidad de las ponencias, la cercanía y el buen rollo. Nos gustaría seguir reinventándonos una y otra vez, apostando por nuevos formatos y sorprendernos, primero a nosotros mismos, así es como podremos seguir sorprendiendo al público.

 

(Especial publicado el 28 de marzo de 2022).

Euskadi, bien común