Artium Museoa presenta la exposicin 'Bilduma hau coleccin. Movimientos elementales (1950-2000)'

  • Artium Museoa presenta la exposicin 'Bilduma hau coleccin. Movimientos elementales (1950-2000)'

LA MUESTRA REÚNE MÁS DE UN CENTENAR DE OBRAS DE ARTE, DOCUMENTOS Y MATERIALES DE ARCHIVO PARA EXPLORAR LOS CONTEXTOS QUE LAS Y LOS ARTISTAS AYUDARON A CONSTRUIR Y DESDE LOS QUE TRABAJARON EN LA SEGUNDA MITAD DEL SIGLO XX

LA REORDENACIÓN DE LOS FONDOS DE LA COLECCIÓN DEL MUSEO SE INICIA EN LA DÉCADA DE LOS CINCUENTA Y SU CRONOLOGÍA LLEGA HASTA EL PRESENTE

El Museo de Arte Contemporáneo del País Vasco, Artium Museoa, presenta la exposición Bilduma Hau Colección. Movimientos elementales (1950-2000), una reordenación de los fondos del museo que se inicia en los años 50 del siglo pasado y llega hasta la época actual. La muestra reúne en la Sala A0 más de un centenar de obras de arte, documentos y materiales de archivo y provoca tensiones y encuentros entre manifestaciones artísticas surgidas en las cinco décadas que comprende. Bilduma Hau Colección ha contado con un equipo comisarial integrado por los conservadores del museo, Enrique Martínez Goikotexea y Elena Roseras y la directora Beatriz Herráez, junto al historiador del arte y profesor Sergio Rubira y el antropólogo y editor Thomas Boutoux.

El título de esta reordenación de la Colección Museo de Arte Contemporáneo del País Vasco apela a distintas cuestiones y procedencias. Por un lado hau (este, esta, esto en euskera) es un demostrativo que indica proximidad; los demostrativos ayudan a situarse, ya que desvelan una posición. Pero hau también tiene significados distintos en otros contextos más alejados. El antropólogo francés Marcel Mauss recoge en Ensayo sobre el don (1925) que el hau es, entre los maoríes, el valor espiritual que se otorga a los objetos donados. En ese sentido, la definición de un museo viene dada, históricamente, desde su colección, desde el carácter público de un fondo de obras —un don— que pertenece a todas y todos y que contribuye a la producción de conocimiento y a imaginar una comunidad. Por otro lado, Movimientos elementales refiere a un poemario de Gabriel Celaya, de quien también la exposición contiene referencias.

La reordenación de los fondos de la colección del museo organizada bajo estas premisas se inicia en la década de los cincuenta y su cronología, que llega hasta el presente, es analizada a partir de una serie de movimientos elementales que activan una narrativa siempre en construcción. La muestra reúne más de un centenar de obras de arte, documentos y materiales de archivo para explorar los contextos que las y los artistas ayudaron a construir y desde los que trabajaron en la segunda mitad del siglo XX.

El punto de partida de Bilduma Hau Colección es el final del exilio y el regreso de sus viajes a países de Latinoamérica de Mari Paz Jiménez en 1945, Jorge Oteiza en 1948 y Néstor Basterretxea en 1952, y la confluencia de una comunidad artística reunida en torno al proyecto de la basílica de Aránzazu. Otros casos de estudio lo constituyen el compromiso fundamental de artistas y escritores con la situación de los trabajadores y las trabajadoras represaliadas en los años sesenta, como María Franciska Dapena y Agustín Ibarrola, pertenecientes a Estampa Popular, Gabriel Aresti, Blas de Otero y Gabriel Celaya; el cruce entre prácticas artísticas y movimientos sociales, con el proyecto de Luis Peña Ganchegui para la iglesia de San Francisco de Asís -donde tendrían lugar los trágicos sucesos del 3 de marzo de 1976- como ejemplo de la renovación de la arquitectura religiosa en Vitoria-Gasteiz; el posicionamiento del arte producido en el País Vasco en citas de referencia como los Encuentros de Pamplona del 72, la Bienal de Sao Paulo de 1957, las Bienales de Venecia del 58, con Eduardo Chillida, del 86, con Cristina Iglesias, y del 88, con Oteiza compartiendo espacio con Susana Solano.

Otras cuestiones presentes en la exposición hacen referencia a investigaciones y casos de estudio realizados en el contexto de la programación del museo, como las experiencias pedagógicas de Juan Antonio Sistiaga y Esther Ferrer; las jornadas y exposiciones feministas realizadas a caballo entre los 70 y los 80; la fundación de la Escuela Vasca en los 60 y de la Asociación de Artistas Vascos en los 80, y la celebración en 1984 de la exposición colectiva Mitos y delitos, que avanzaba lo que se conoció como Nueva Escultura Vasca; y el tránsito hacia el nuevo siglo en el que se asientan prácticas menos inteligibles.

Además de presentar obras pertenecientes a los fondos del museo, procedentes de los fondos patrimoniales de la Diputación Foral de Álava y del Gobierno Vasco, Bilduma Hau Colección se construye con la participación de otras instituciones, museos y colecciones, entre ellas Chillida Leku, el Museo de Bellas Artes de Bilbao, el Museo de la Minería del País Vasco, el Centro Andaluz de Arte Contemporáneo, la Filmoteca Vasca, la Filmoteca de Andalucía, la Fundación Sancho el Sabio, el Archivo Peña Ganchegui, el Archivo Antoni Muntadas, el Archivo Municipal de Irún, la Asociación Martxoak 3, documenta archiv (Kassel), el Ayuntamiento de Vitoria-Gasteiz y la Diputación Foral, de Gipuzkoa - Gordailua.

artium.eus

  • Fecha31 de Marzo
  • Temática Artes visuales, Museos, Otros
Euskadi, bien comn