Les Bobé Bobé, un humor (no tan) absurdo

  • Les Bobé Bobé, un humor (no tan) absurdo

Josune Velez de Mendizabal, Ane Gebara y Jason Guerra conforman Les Bobé Bobé, una compañía de teatro alavesa dedicada a hacer teatro físico y absurdo en euskera. Les hemos preguntado sobre la creación de la compañía, las obras que están representando aquí y allá y sus proyectos de futuro. Como no podía ser de otra manera, nos han contestado al estilo Bobé.


Las tres personas que formáis Les Bobé Bobé tenéis experiencia en el mundo del teatro. ¿Cómo os presentaríais? ¿Cuáles son las principales tareas de cada cual dentro de la compañía?

Somos dos mujeres y un quebradero de cabeza, tres satélites compartiendo espacio. ¡Y que sea por muchos años!

Lo nuestro es un proceso de creación colectivo, pero en una compañía hay que hacer de todo y cuando las tareas extras son menos agradables las compartimos.

Nos presentamos así: Jason Guerra, experto en facturación 0.3 y en encontrar agua en el desierto; Josune Velez de Mendizabal, capaz de negociar el caché y de obtener pan viejo con descuento; y Ane Gebara, superdotada en nada, Bobé en todo.

Eta kittorik ez!


Después de varios años de andadura independiente, de repente creasteis Les Bobé Bobé, "para salvar el mundo del spam y del aburrimiento". En euskera. ¿Qué es exactamente Les Bobé Bobé? ¿Cuáles son las características más destacadas de la compañía? ¿Y en qué consiste el toque Bobé?

Les Bobé Bobé es el nombre que decidieron tres personas absurdas que comenzaron a crear una compañía después del primer espectáculo. Nos dimos cuenta de que teníamos el mismo tipo de humor. Funcionaba. Disfrutamos, y el público también acoge muy bien nuestros trabajos.

Hacemos teatro físico, absurdo, en euskera, para gente joven y adulta, y con una química inigualable entre las dos actrices: esas son nuestras señas de identidad.

El toque "Bobé" es puro glamour, característico nuestro. Al principio pasa desapercibido; pero sí, somos así.

(H)ondoko gela


Tras obtener la beca "Gazte sortzaileak", durante los años 2019 y 2020, en plena pandemia, distéis forma al espectáculo Eta kittorik ez! y lo estrenasteis el mismo año. ¿De dónde surgió la idea? ¿Qué queríais contar en aquel primer trabajo? ¿Qué tipo de espectáculo es?

Partimos de las limitaciones de las relaciones humanas. De ahí, y dado que nuestras características físicas eran muy similares, abordamos la forma de la relación entre hermanas gemelas. La base fue el juego, los ejercicios lúdicos, fácilmente identificables por el público, a través de los cuales trabajábamos las emociones, cuestionando la frontera entre el amor y el odio.


Ante la respuesta del público, en 2022, estrenasteis (H)ondoko gela, un thriller protagonizado por la vieja inspectora coja Lola del Rigodón y la principiante, bella y ambiciosa investigadora Susana Hotkins. ¿Queríais aprovechar el humor negro como vía para subvertir numerosos temas y para reflexionar?

Los roles de inspectores y detectives han sido históricamente masculinos. Y también queríamos reírnos de los silencios largos, de los cafés interminables, de ese punto interesante y repugnante a la vez que puede generar un fumador entusiasmado, de las jerarquías de las nuevas relaciones laborales... El thriller da juego, porque todo el mundo tenemos en nuestra mente ese imaginario. Además, aflorar el sesgo masculino en los cuerpos de dos mujeres tiene un punto de absurdo y crítica.


Entre tanto, os topasteis con Metrokoadroka Kolektiboa y junto con el grupo Tranpola creasteis Txilin hotsak, una obra corta de teatro seleccionada y estrenada en la convocatoria Off Local del Teatro Principal, en 2020. ¿Qué historia cuenta? ¿Cómo fue el proceso creativo? ¿Qué ventajas o dificultades tiene un espectáculo de estas características frente a otros más largos? ¿Son muy diferentes los circuitos en los que se muestran posteriormente?

Empezamos contando el viaje que hace la niña Yolanda desde su pueblo natal a la costa, con el objetivo de ver por primera vez el mar, pero de repente en el escenario aparecen nuestras intenciones artísticas y la historia adquiere un carácter reivindicativo. El proceso creativo se realizó con Oier Guillan y Jabi Barandiaran de Metrokoadroka; su mirada externa nos sirvió de ayuda en todo momento. Fue muy divertido y en el espectáculo se hace muy evidente el humor absurdo generado durante el proceso creativo.

Se puede decir que las piezas cortas son más explosivas en sí mismas, es decir, que lo que hay que contar está más condensado; las más largas tienen otro tempo, lo cual también influye en los plazos de creación.

Y en cuanto a los circuitos, sí, son muy diferentes. Las piezas cortas se pueden hacer en cualquier sitio, llegamos a lugares donde carecen de teatros al uso, así como a institutos y escuelas.


En noviembre del año pasado dirigisteis el taller de teatro "Umorea eta metxak" en Zuia. ¿Qué acogida tuvo? ¿Para qué sirven este tipo de actividades?

Hicimos talleres y actuaciones tanto en Zuia como en otras localidades como Oyón, Berantevilla, Salvatierra y Lagrán. El objetivo principal era llevar el teatro a lugares donde no son habituales las actuaciones culturales.

Los talleres estaban dirigidos al público joven y adulto y, aunque a veces nos costaba sacar tiempo para nosotras, en todos los pueblos vivimos momentos hermosos. La gente agradeció mucho la proximidad, y siempre resulta agradable dedicar tiempo a juntarse y reírse.

Hay que decir que probamos tortillas de todos los pueblos, y comprobamos claramente que Álava está dividida en dos: con cebolla y sin cebolla. ¡Eso sí, el vino de Rioja Alavesa!


Más allá de la compañía Les Bobé Bobé, cada una tiene sus propios proyectos. ¿Cuáles tenéis en marcha en este momento? ¿Cómo hacéis para compaginar esos proyectos con los de Les Bobé Bobé?

Actualmente apuntamos en Google Calendar hasta cuándo debemos ir al baño, por lo que los espacios libres comunes son los que están en blanco.

Jason está en la sala La Monstrenka barriendo y también da talleres de teatro físico. Impregna de humor a todo el alumnado. Aquí podéis cotillear: https://humoresensutinta.com.

Ane vive entre el cuento y el teatro. Por si acaso siempre tiene la furgoneta llena de maletas, cuentos y cacharros, por si recibiera alguna llamada de última hora.

Josune anda de plaza en plaza, en el mundo del teatro, tanto con proyectos Bobé como con otros grupos (por ejemplo, participa en el espectáculo Ogiak hizketan baleki con el colectivo Mamiak), y como presentadora (dada su experiencia periodística, también es capaz de estar formal y seria).

Txilin hotsak


En este momento os encontráis realizando una estancia artística. ¿Qué estáis preparando? ¿Qué podéis adelantarnos?

En estos momentos nos encontramos en Garaion Sorgingunea, en una estancia creativa, redactando un proyecto. Estamos hablando mucho, pero a veces no tenemos claro lo que decimos. ¿No os pasa?

En estos tiempos en los que el mundo es incomprensible, cuando a dos mujeres se les pide algo comprensible, inteligente y coherente, surge la explosión de la hecatombe artística. Oom grrrrr pum pam fliiiiiiis! Txof... La palabra ya no sirve. ¡Nosotras somos Dada u Lala!

El 10 de marzo, en el marco del Festival Loraldia, estrenaremos Dala u Lala, en el espacio La Fundición de Bilbao. Si venís, saludad, porque nos gusta mucho conocer gente nueva.


(Especial publicado el 13 de febrero de 2023)